Dr Langevin

ECP para el tratamiento de la enfermedad de Parkinson

La Estimulación Cerebral Profunda (ECP) puede complementar a un régimen de medicamentos optimizado para pacientes con enfermedad de Parkinson.

Períodos de “activación y desactivación” en la enfermedad de Parkinson

Desafortunadamente, en algún punto a lo largo del transcurso del diagnóstico de la enfermedad de Parkinson (EP), el cerebro ya no responde consecuentemente con los medicamentos. La ventana efectiva (conocida como período de ACTIVACION) es más corta, habiendo por lo tanto un mayor período de DESACTIVACION (en el que el paciente se siente ralentizado, perezoso o bloqueado debido a que los medicamentos aún no han hecho efecto o a que éste se ha desaparecido demasiado pronto).

Complicaciones motoras en la enfermedad de Parkinson

Además, hay un aumento de discinesias (movimientos involuntarios), los cuales se refieren a movimientos anormales involuntarios (sin incluir el temblor). Las fluctuaciones entre ACTIVACION/DESACTIVACION y las discinesias se conocen conjuntamente como complicaciones motoras.

Al inicio del transcurso de la EP (panel superior la levodopa tomada 3 veces al días tiene como resultado niveles de dopamina más uniformes con períodos mayoritariamente de ACTIVACION y pocas discinesias. Más adelante durante el transcurso de la EP (panel inferior), la reacción a la levodopa es más errática, pasando menos tiempo en ACTIVO y más tiempo balanceándose entre sentirse DESACTIVADO y sentirse ACTIVADO pero con discinesias.

Mientras que las fluctuaciones en las concentraciones de levodopa pueden contribuir con los cambios impredecibles entre los períodos de ACTIVACIÓN y DESACTIVACION, la Estimulación Cerebral Profunda permanece constante a lo largo del día, lo que significa que existe una eficacia uniforme durante todo el día.

Estimulación Cerebral Profunda para el mal de Parkinson

Los pacientes notan una mejora significativa en el período de ACTIVACION – lo que quiere decir la adición de 5 buenas horas de productividad durante el día. La Estimulación Cerebral Profunda (ECP) ayuda a liberar a los pacientes de la preocupación de si su medicamento va a hacer efecto en el momento oportuno para poder conducir al trabajo, participar en una reunión, comer o hacerle una visita a un amigo. Esto mejora la calidad de vida de forma espectacular.

Para muchos pacientes con enfermedad de Parkinson que continúan sufriendo síntomas problemáticos, una tecnología de última generación introducida en 2020 en Pacific Neuroscience Institute puede brindar confort y alivio. 

El dispositivo implantado quirúrgicamente de ECP llamado Percept™ PC Neurostimulator con tecnología BrainSense™ detecta las señales cerebrales específicas del paciente y proporciona consejos para optimizar la terapia para pacientes con enfermedad de Parkinson. Los beneficios incluyen mejoras en temblores, rigidez, lentitud de movimientos y calidad de vida en general.

Nuestros especialistas en neurología y neurocirugía restaurativa de trastornos del movimiento proporcionan experticia y experiencia en ECP. Los primeros del sistema de salud de Providence en usar Percept™ PC con BrainSense™, esta innovadora tecnología para control y tratamiento puede ser considerada para pacientes que necesiten tomar sus medicinas actuales con demasiada frecuencia, o que ya no toleren su régimen de tratamiento actual. Este sistema de ECP está disponible para nuevos pacientes así como para actualizar sistemas implantados de ECP más antiguos.

Los pacientes reciben una completa evaluación médica y de tratamiento personalizada para determinar si la ECP es una opción adecuada.

La Estimulación Cerebral Profunda y la discinesia

La Estimulación Cerebral Profunda (ECP) puede igualmente reducir la discinesia de forma significativa. La ECP para la enfermedad de Parkinson puede hacerse en uno de dos sitios: globus pallidus interna (GPi) o el núcleo subtalámico (NST). Cuando la ECP es dirigida al NST, los pacientes tienden a tener una reducción de su dosis de levodopa, resultando a la vez en menos discinesias. Cuando la ECP es dirigida al GPi, los pacientes tienden a requerir la misma dosis de levodopa, pero las discinesias se reducen de forma significativa incluso sin haber cambios en la dosis de levodopa. El grado de sensibilidad a medicamentos (el grado de discinesia en dosis bajas) así como otros factores, determinarán que nuestro equipo recomiende la implantación en el GPi o el NST.

Levodopa y Estimulación Cerebral Profunda para la enfermedad de Parkinson

Es poco probable que los síntomas que no respondan a la levodopa (como los problemas de equilibrio) mejoren con la Estimulación Cerebral Profunda (ECP). Igualmente, si un paciente con enfermedad de Parkinson no presenta una respuesta (beneficio) al tomar dosis adecuadas de levodopa, es poco probable que perciba algún beneficio de la ECP. A veces los pacientes tienen una buena respuesta a la levodopa, pero no pueden tolerar la dosis óptima.

Esto puede ser determinado haciendo una examinación antes y después del medicamento mientras el paciente esta en la clínica, administrando una dosis alta de medicina en un estómago vacío. Los pacientes que obtengan buenos beneficios de la levodopa pero que no la puedan tolerar pueden ser buenos candidatos para la ECP. Los pacientes deberían esperar que la ECP les proporcione el mismo beneficio que se mejor respuesta a la levodopa, pero de una forma más constante y confiable. Tome nota de que la ECP no es una cura y no trae beneficios para la falta de equilibrio, las facultades cognitivas o el bloqueo.

La única excepción a la regla de que la ECP proporciona los mismos beneficios que la mejor respuesta a la levodopa es el temblor. Muchos pacientes con EP con predominio de temblores encuentran que, mientras los demás síntomas motores (lentitud, rigidez, marcha arrastrada, letra pequeña) mejoran con los medicamentos, el temblor podría no responder tanto, o del todo.

Estos pacientes sí disfrutan de beneficios significativos en la reducción del temblor con la ECP, de aproximadamente 75%.


¿Quién es un candidato para la ECP?

  • Buena respuesta inicial a la levodopa
  • Fluctuaciones entre activación y desactivación (por lo menos cuatro meses)
  • Discinesias preocupantas
  • Temblor discapacitante
  • Ausencia de demencia o depresión grave
  • IRM normal para la edad
  • Buena salud médica
  • Expectativas realistas

Beneficios de la Estimulación Cerebral Profunda para la Enfermedad de Parkinson

  • Mejora del “período de actividad” (ganancia de 5 horas/día en promedio)
  • Reducción del temblor (mejora del 75% en promedio)
  • Mejora en la calidad de vida
  • Disminución de la necesidad de medicamentos (reducción del 25% en promedio)

Riesgos y efectos secundarios de la cirugía de Estimulación Cerebral Profunda

  • Hay posibilidad de dolores de cabeza y molestias postoperatorias, pero normalmente se resuelven de forma gradual unas semanas después de la operación.
  • También es posible que sufra de dolor de cuello a corto plazo. El riesgo de infección de cables, extensiones o baterías es muy bajo y nuestro equipo quirúrgico hace sus mayores esfuerzos para evitarlo.
  • Hay muy bajo riesgo de hemorragia pero, al ocurrir, podría llevar a síntomas parecidos a un derrame. Las hemorragias, más frecuentemente, no traen como resultado complicaciones permanentes.
  • La fractura o migración de los cables, de muy bajo riesgo igualmente, podría requerir la repetición de la cirugía.
  • Los problemas con el habla, lenguaje y humor; la tensión en los músculos, el habla ininteligible y los síntomas de la vista pueden estar relacionados con la estimulación y, por lo tanto, generalmente pueden ser reducidos o eliminados ajustando la estimulación.

Especialista en Estimulacion Cerebral Profunda

Dr. JP Langevin headshot

Dr. Jean-Philippe Langevin

Nuestro experto en cirugía restaurativa, el Dr. JP Langevin tiene muchos años de experiencia con la ECP. Fue el primero en implantar y programar el sistema de ECP PerceptTM PC con tecnología BrainSenseTM para tratar a pacientes con enfermedad de Parkinson en los hospitales de Providence, el 3er sistema de salud más grande de los Estados Unidos.

Doctores y especialistas de la enfermedad de Parkinson

Para más información

Torrance: 424-212-5361
Santa Mónica: 310-582-7433

Enlaces útiles